Para la receta de hoy hemos seguido el ejemplo de Brujita en la cocina, que ha preparado unos crullers muy ricos con la nueva Bebida de Chufa Light de Costa, y nos hemos decidido a probarlos. ¡Muchas gracias Brujita!

Igual os estáis preguntando que es un cruller… Se trata de un pastelito trenzado en forma de anillo, ocasionalmente confundido con el donut, que se fríe y cubre de azúcar mezclado con canela. Es una pasta tradicional de Alemania (su nombre procede del alemán krullen) que se toma el Martes de Carnaval como preparación para la Cuaresma. El cruller también se encuentra en el recetario de países tan variados como Francia, Canadá o Nueva Inglaterra.

Introducir la Bebida de Chufa Light en los ingredientes es toda una novedad ya que tradicionalmente los crullers se preparan con leche entera. El proceso de elaboración es parecido al de las rosquillas, con la diferencia que el aspecto trenzado de los crullers se consigue gracias a una manga pastelera.

¿Estamos listos?

Ingredientes

  • 125 ml Bebida de Chufa Light Costa
  • 45 gr mantequilla
  • 20 gr azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 80 gr harina
  • 1 huevo
  • 1/2 palo de canela

 

Paso a paso

  1. Lo primero que debemos hacer es calentar la Bebida de Chufa Light junto a la canela, la mantequilla y el azúcar en un cazo. Cuando esté a punto de hervir, retiramos la mezcla del fuego y con cuidado, quitamos el palito de canela que sobra.
  2. Añadimos al conjunto la harina y removemos rápido para que quede una mezcla sin grumos.
  3. Volvemos a poner la mezcla al fuego y la cocinamos durante unos minutos para que no quede sabor a crudo de la harina recién echada.
  4. Retiraremos el cazo del fuego y pasaremos la masa a un bol. Le añadimos el huevo, previamente batido, hasta obtener una masa ligera (sin llegar a ser líquida).
  5. Una vez tenemos la masa lista la introducimos en una manga pastelera con boquilla rizada y, encima de papel de horno cortado a cuadrados individuales, dibujamos aros medianos a forma de rosquilla.
  6. A continuación freímos los crullers en aceite de oliva, a temperatura constante (175-180 ºC).
  7. Retiramos del fuego y lo dejamos sobre una superficie de papel absorbente. A continuación, cubrimos con glaseado al gusto y ya tenemos los crullers ¡listos!